Nuevo SIGNAL MINIFID 3010

3010

Analizador de COV MINIFID portátil enviado para pruebas QAL1
FID calentado portátil. Estamos encantados de confirmar que la última versión de nuestro analizador FID calentado portátil, el 3010 MINIFID se envía a TÜV para la prueba QAL1. Este es un procedimiento para demostrar que el instrumento cumple con los estándares de rendimiento requeridos y los márgenes de incertidumbre especificados en las Directivas de la UE.
Siga leyendo para obtener un enlace al nuevo folleto …



Analizador de COV FID calentado portátil Como desarrollador y fabricante británico de analizadores de gases, Signal sigue muy de cerca la aparición de normas internacionales. Esto se debe a que las Normas garantizan que los monitores sean adecuados para su propósito, y también porque los reguladores requieren que los operadores empleen equipos debidamente certificados. La última versión del FID calentado portátil, el 3010 MINIFID, por lo tanto, se presenta a TÜV para la prueba QAL1.

Las versiones anteriores de este instrumento fueron certificadas en el Reino Unido de acuerdo con los requisitos de MCERTS. Sin embargo, los requisitos de rendimiento se han unificado en Europa y, al mismo tiempo, el trabajo de desarrollo de productos ha mejorado las capacidades de esta línea de productos, por lo que ha llegado el momento de buscar la certificación de los últimos estándares.

¿Qué normas se aplican a la medición discontinua de las emisiones de TOC?
Hay dos estándares europeos que se aplican al uso de analizadores FID portátiles. BS EN 15267-4: 2017 especifica los niveles de rendimiento y los procedimientos de prueba para los sistemas de medición automatizados utilizados para mediciones discontinuas (periódicas) de emisiones de fuentes estacionarias. Se aplica a las pruebas basadas en técnicas especificadas por un método de referencia estándar (SRM) o un método alternativo.

BS EN 12619: 2013 especifica el método del detector de ionización de llama (FID), y está diseñado para usarse como un SRM para la medición de la concentración de masa de sustancias orgánicas gaseosas y vaporosas en emisiones de fuentes estacionarias de hasta 1,000 mg / m³. Esta norma especifica los requisitos para un instrumento FID con resultados expresados ​​en mg / m³ como carbono total (TVOC).

¿Por qué controlar las emisiones de COV?
Una amplia variedad de procesos industriales producen emisiones que contienen carbono orgánico. Por ejemplo, los compuestos de carbono orgánico volátil (COV) son un componente común en las emisiones de procesos que involucran productos petroquímicos, pinturas, recubrimientos, adhesivos y productos químicos de limpieza. En muchos de estos procesos, los solventes juegan un papel importante y la liberación de COV representa un riesgo para la salud y el medio ambiente. Del mismo modo, los procesos de combustión generan emisiones de COV, particularmente cuando la combustión implica el uso de un combustible orgánico. Esto incluye los combustibles fósiles como la gasolina, el diesel y el petróleo, así como los desechos y los biocombustibles. El carbono orgánico puede existir en emisiones como un gas o un vapor; esta última se caracteriza como una sustancia que es una mezcla de dos fases: gaseosa y líquida.

Al monitorear la concentración total de carbono orgánico (TOC) en las emisiones, los operadores de procesos pueden demostrar el cumplimiento de la legislación relevante, así como proporcionar información para la optimización del proceso, porque la presencia de compuestos orgánicos es un indicador de combustión incompleta. Además, es una práctica común monitorear el TOC para medir la efectividad de los procesos de reducción.

Los sistemas de monitoreo continuo de emisiones transportables (T-CEM) se emplean generalmente para el monitoreo regulatorio; verificar y calibrar los CEM instalados, de acuerdo con los requisitos de BS EN 14181, y para proporcionar un respaldo temporal cuando los CEM permanentes no están funcionando.

Monitoreo de emisiones de TOC
Como método de referencia estándar (SRM), generalmente se prefiere la medición de TOC con un FID. Sin embargo, donde existe el potencial de emisión de COV particularmente tóxicos, el permiso del sitio puede incluir un requisito para el monitoreo de compuestos orgánicos individuales, lo que significa que será necesaria una tecnología de monitoreo capaz de especiación. Alternativamente, puede ser necesario que la actividad de monitoreo distinga entre COV de metano y no metano. Cuando se requiera especiación, puede ser necesaria tecnología como la cromatografía de gases, FTIR o espectrometría de masas. Sin embargo, si se requiere especiación, casi siempre será necesario un sistema de monitoreo continuo de emisiones (CEMS).

Elegir el mejor instrumento
Si el monitoreo se lleva a cabo con fines de cumplimiento, el permiso ambiental indicará la certificación requerida para el equipo de monitoreo de emisiones. Esto limitará el número de proveedores adecuados, pero será necesario abordar otros problemas al elegir el instrumento más apropiado.

Si se requiere un instrumento transportable: ¿es adecuadamente robusto? y ha sido diseñado para la portabilidad? Tenga en cuenta que puede ser necesario transportar el equipo de un sitio a otro y subir el instrumento por escaleras en condiciones de mal tiempo.

Signal MINIFID tiene un datalogger incorporado y puede controlar la línea calentada, por lo que los usuarios pueden comprar un kit de monitoreo completo que se puede entregar listo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.